LA VALLDIGNA: PP I PSOE, UN NOU PROJECTE URBANÍSTIC DEPREDADOR

PSOE Y PP DAN LUZ VERDE A UN POLÉMICO PGOU QUE INCLUYE LA LÍNEA DE ALTA TENSIÓN, UN CAMPO DE GOLF Y DOS MIL CHALETS

Esquera Unida La Safor-Valldigna lamenta l’aprovació d’un nou projecte depredador urbanístic per a la Valldigna

[@more@]

Esquerra Unida la Safor-Valldigna lamenta la aprobación, en el pleno municipal del Ayuntamiento de Simat de la Valldigna, celebrado ayer (jueves), del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Se trata, según el coordinador comarcal de la formación de izquierdas, Antoni Vercher, de "un nuevo proyecto depredador urbanístico", que ha contado con el "consenso" del Partido Popular y el PSOE, y la incoherencia del BNV. EUPV destaca la actuación valiente y fundamentada del colectivo Arc Iris, el único que se ha opuesto al proyecto desde el principio en la corporación local.

El proyecto contempla la creación de un campo de golf cerca del Real Monasterio de Nuestra Señora de la Valldigna junto a casi 2.000 viviendas y el paso por el corazón de la subcomarca de un corredor de la línea de alta tensión Castelló de la Ribera-Gandía, con lo que "se añade al peligro que supone el campo electromagnético del tendido, el brutal impacto sobre el paisaje". De esa forma, EUPV-Els Verds EE consideran que "la Valldigna será irreconocible en unos años", y culpan de su deterioro físico tanto al PSOE local como al PP y al Bloc Nacionalista Valencià, partido que en su día pudo parar el proyecto y que ha mostrado sus contradicciones al votar a favor del PGOU en el concierto previo y en contra en el pleno del jueves, tras conocer que los partidos mayoritarios (PP y PSOE) habían sellado el acuerdo, con lo que "no hacía falta ‘enemistarse’ con el alcalde" y, de paso, "restituir su deteriorada imagen en el municipio por sus indefiniciones y apoyos al equipo de gobierno" en los presupuestos, tesorería, sueldo fabuloso del alcalde (de profesión constructor) sin dedicación exclusiva, concierto previo o su renuncia a asumir en su momento la alcaldía".

Atentado urbanístico

En opinión de EUPV Safor-Valldigna, "la aprobación de este PGOU se inscribe en el modelo de crecimiento auspiciado por el PP a través de la Generalidad y refrendado en muchos ayuntamientos gobernados por el PSOE". La formación de izquierdas tacha el proyecto de "insostenible", puesto que "estamos ante un nuevo atentado urbanístico, económico y social contra una comarca ya suficientemente afectada por el urbanismo masivo e incontrolado, por la concentración de insfraestructuras viarias (nuevo tramo de la carretera CV-50 Alzira-Tavernes de la Valldigna) y por proyectos de instalación de líneas de alta tensión".

El concejal de EUPV en el Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna, Cándido Jiménez, lamenta especialmente la aprobación de este proyecto por "las repercusiones sobre el entorno medioambiental y paisajístico de la Valldigna", y por suponer "un nuevo obstáculo" a los grandes esfuerzos que está haciendo su formación política en todo el País Valenciano, y en concreto en la localidad de Tavernes de la Valldigna, por evitar y oponerse a la aprobación de estos proyectos urbanísticos, muchos de los cuales "esconden, tras la falsa idea del progreso, oscuros intereses privados e irregularidades manifiestas", según ha demostrado en algunos casos la coalición de izquierdas.

Agenda 21

Por parte de EUPV-Benifairó de la Valldigna, su concejal en el Ayuntamiento de la localidad, Antoni Vercher, quien actualmente ocupa la delegación de Medio Ambiente, afirma que "este decepcionante proyecto se inscribe en el marco de la descoordinación política y de política de campanario que afecta y ha afectado a tantos ámbitos en los ayuntamientos de la Valldigna" (político, de ordenación territorial y urbanística, gestión del residuos, proyecto de alta tensión, turismo, etc..), y que "a falta de un marco de diálogo y participación social, está haciendo que se cometan graves e irreparables errores".

Además, y en relación al proyecto de Agenda 21 que lleva a cabo el concejal de EUPV en Benifairó, el PGOU de Simat aprobado el pasado jueves "choca frontalmente contra la filososfía de la sostenibilidad que mueve este proyecto y en concreto contra las conclusiones del Consejo de Participación de la misma aprobadas recientemente". Entre ellas, aquella que defendía un desarrollo urbano (residencial e industrial) acorde con las necesidades de crecimiento endógeno de la sociedad y la iniciativa productiva local, de forma que se evitaran los proyectos de construcción masiva, aislados del núcleo urbano y que pudieran poner en peligro la evolución natural de la configuración social del municipio.

Simat de la Valldigna, 28 de juliol del 2006.



Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.