LES ENQUESTES DONEN UN FORT TIRÓ A IU I A COMPROMÍS PEL PAÍS VALENCIÀ

De moment només són enquestes i, com se sap, les enquestes les cuina el diable. No importa qui en faça la lectura: El País, El Mundo, La Vanguardia, Levante-EMV o Las Provincias… L’espectre d’opinió coincideix a valorar a l’alça tant IU a nivell estatal com EUPV en la fórmula Compromís pel País Valencià, en companyonia de Bloc, les diverses famílies dels Verds, Izquierda Republicana (IR)… per a les Autonòmiques. Són temps de clar nerviosisme per al PP, que no dubta a agitar els fantasmes seculars per a tractar d’evitar el tomb de l’electorat cap a l’esquerra.

 

(NOTA DE AR)

[@more@]

LEVANTE, 21 ENERO 

UN ESCENARIO DE CAMBIO

 

EDITORIAL

Si las elecciones autonómicas previstas para el próximo 27 de mayo se celebraran ahora, el Partido Popular volvería a ganar con el 44,7 % de los votos, -un 3,2% menos que hace cuatro años- pero perdería la mayoría absoluta de que disfruta en el parlamento valenciano, por lo que previsiblemente Francisco Camps tendría que ceder el Consell de la Generalitat a un hipotético gobierno tripartito formado por el PSPV de Joan I. Pla, -que alcanzaría un 38,2%, -solo 1,7 puntos más que en 2003- y la coalición Compromís pel País Valencià de Esquerra Unida y el Bloc, que se situaría en un decisivo 12,6% de sufragios. Ese escenario de cambio es el que vislumbra la última encuesta sociológica elaborada por Grup Marest para Levante-EMV, que ya en su sondeo del pasado junio auguraba la posibilidad de un relevo en el palau de la Generalitat si EU y el Bloc se presentaban coaligados a las elecciones. Tras tres legislaturas al frente del Consell, las dos últimas con mayoría absoluta, el PP afronta los comicios de mayo con el consiguiente desgaste por la acción de gobierno, pero también acosado por las investigaciones judiciales consecuencia en su mayoría de los escándalos urbanísticos, y en medio de una profunda división interna, como se ha constatado esta misma semana con la crisis desatada por campsistas y zaplanistas en la renovación del consejo de la CAM. Ese desgaste, aunque ligero, se refleja ya en la encuesta del Grup Marest, que señala además un descenso en la valoración positiva de la actuación del Consell, al apoyar un 34% la gestión del Gobierno valenciano frente al 40% que lo hacía en junio del pasado año.

 LEVANTE, 21 ENERO

INTENCIÓN DE VOTO

EL PSPV PODRÍA GOBERNAR CON EU Y EL BLOC AL QUEDAR EL PP A 4 ESCAÑOS DE LA MAYORÍA ABSOLUTA

 

Los populares lograrían 46 diputados frente a los 41 socialistas y los 12 de la coalición Esquerra Unida-BNV

Tras 12 años de hegemonía, el PP que lidera Francisco Camps podría verse desbancado del Palau de la Generalitat si los partidos de izquierda (PSPV, EU, Bloc, Els Verds y otros) alcanzan un pacto para gobernar en la próxima legislatura. Según la última encuesta realizada por la empresa Grup Marest para Levante-EMV inmediatamente después del atentado de Barajas, el PP ganaría otra vez, pero no revalidaría su mayoría absoluta.

 

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana sería el partido más votado si hoy se celebraran elecciones autonómicas, pero tendría muy difícil conservar la Generalitat, ya que con 46 de los 99 escaños del nuevo Parlamento se quedaría a cuatro de la mayoría absoluta. Así lo refleja la encuesta sociopolítica elaborada por Grup Marest para Levante-EMV, en la que se constata que el pacto alcanzado entre Esquerra Unida, el Bloc, Els Verds y otros con el fin de concurrir juntos a los comicios con el nombre de Compromís pel País Valencià es clave para desbancar a los populares del Consell.


Con casi 12 años de gestión a sus espaldas, el PP mantiene su fortaleza electoral con el 44,7% de los votos, pero acusa cierto desgaste, al perder 7 décimas respecto del último sondeo realizado por Grup Marest para este periódico en junio de 2006, y algo más de tres puntos con relación al resultado obtenido en los comicios de 2003. Los socialistas, por su parte, logran el 38, 2% de los votos, 1,7 puntos porcentuales más que lo que las urnas les dieron hace cuatro años, y se adjudicarían 41 escaños. Así, la distancia entre ambos partidos se sitúa en 6,4 puntos, frente a los 11,3 de las pasadas elecciones.

Las entrevistas a una muestra de 2.000 valencianos han sido realizadas en la semana del 2 al 17 de enero, justo después del atentado de ETA en Barajas.

 

Vuelco electoral


Aunque la expectativa de voto del PP y el PSPV es muy parecida a la que reflejaba la encuesta de junio de 2006, momento en que todavía no había cuajado el pacto preelectoral entre EU y el Bloc, la situación política da un vuelco en el último estudio de Grup Marest. Compromís pel País Valencià obtiene un porcentaje de intención directa de voto del 12,6%, lo que le da 12 diputados en el Parlamento, frente a los 10 de la proyección realizada en el último sondeo. En las elecciones pasadas EU obtuvo 6 escaños y el Bloc se quedó fuera del parlamento al no llegar al 5%.


De esta manera, la izquierda sería mayoría en las Corts, ya que sumaría 53 escaños, tres por encima de la mayoría absoluta. Cabe apuntar que es precisamente la coalición formada entre el PSPV, EU, Bloc els Verds y otros la que, en caso de ser necesario para gobernar, prefieren los encuestados por el Grupo Marest. Un 37,7% prefiere esta opción, a pesar del discurso catastrofista del PP ante un eventual tripartito a la catalana, frente al 34% que se decanta a favor de un pacto PP-Unión Valenciana. Una posibilidad, por otra parte, remota, habida cuenta de que el sondeo constata el hundimiento de la formación regionalista, que apenas consigue el 1, 5% de los votos. Con todo, a cuatro meses de la cita con las urnas, la bolsa de indecisos asciende a un 28 %. Los porcentajes en intención de voto corresponden, por tanto, al 72% de los encuestados, que sí tienen decidido a qué partido apoyarán. Por provincias, es en Alicante donde el PP pierde más apoyos, al ver rebajado en tres puntos el porcentaje en intención de voto. El PSPV aumenta dos y Compromís mejora en 1, 7 puntos su respaldo.

 

Por su parte, los socialistas logran su mejor resultado en Castelló, al recuperar más de tres puntos y pasar de un porcentaje de voto del 37,13% al 40,3%. El PP pierde en esta provincia 2,7 puntos. En Valencia los populares también pierden 2,8 puntos respecto del porcentaje obtenido en las elecciones de 2003.


La encuesta de Grup Marest también recoge una proyección de escaños en el supuesto de que el desacuerdo entre PP y PSPV para la reforma de la ley electoral dejara el Parlamento con una composición como la actual de 89 escaños. También en ese caso, el PP perdería la mayoría absoluta al lograr 42 frente a los 37 del PSPV y los 10 de EU y Bloc.

 


Lunes, 22 de enero de 2007 

 

«EL CAMBIO ES IMPARABLE»

 

El PSPV considera que el sondeo marca una tendencia. Escudero está convencida de que en los próximos cuatro meses recortarán distancias «hasta la victoria final» 

 

J. M. Rambla, Valencia

 

La perspectiva de un posible cambio de color político en la Generalitat si, como destaca la encuesta publicada ayer por Levante-EMV, el PP no revalida su mayoría absoluta en las próximas elecciones autonómicas, ha sido recibida con optimismo entre los partidos de la oposición de izquierdas. Una satisfacción especialmente patente en las filas del PSPV, a pesar de que el sondeo deja claro que los socialistas no hegemonizan el desgaste de los populares y necesitarían del respaldo de EU y Bloc agrupados en Compromís pel País Valencià.

 

En cualquier caso, para Isabel Escudero la encuesta no deja lugar a dudas: «El cambio es imparable». En este sentido, más allá de las expectativas de voto concretas, en su opinión, el sondeo «marca una tendencia, la gente percibe que el PP se ha roto y agotado, y si antes estábamos a seis puntos, hemos acortado distancias y, en estos cuatro meses que quedan podemos alcanzar la victoria final». No obstante, una cosa está clara a su juicio. «La mayoría de los valencianos está por el cambio en las elecciones del próximo domingo 27 de mayo; está por un nuevo gobierno de progreso que trabaje por todos y por un nuevo proyecto político que permita progresar más y mejor a todos».En esta línea, Escudero, considera fuera de lugar la estrategia del PP de generar miedo ante un supuesto tripartito. «Se trata de una estrategia manida que no nos preocupa porque el ciudadano de la calle es inteligente».Isabel Escudero, sin embargo, reconoce que será necesaria «mucha pedagogía política» para contrarrestar los ataques del PP, especialmente al gobierno de Zapatero, cuya valoración no sale bien parada en la encuesta.

 

 

EU PIDE EL VOTO ÚTIL PARA COMPROMÍS PEL PAÍS

 

J. M. R., Valencia

Los doce escaños que la encuesta de Grup Marest otorga a la coalición Compromís pel País Valencià y su decisivo papel en la configuración del próximo gobierno autonómico, ha llenado de satisfacción a las dos principales formaciones de esta coalición, EU y Bloc. En este sentido, la coordinadora general de EU, Gloria Marcos destacaba que el sondeo, a su juicio, «deja una cosa clara: que en las próximas elecciones el voto verdaderamente útil es a Compromís pel País».

Para la dirigente de izquierdas, la encuesta publicada ayer «evidencia primero, que es posible el cambio en la Generalitat, algo que siempre ha sido nuestra apuesta; segundo, que ese cambio será sin mayorías absolutas, lo que es bueno para la democracia, y tercero, que nosotros seremos el motor de ese cambio». La única nota negativa, según Marcos, es que la encuesta «señala que Compromís pel País todavía no es suficientemente conocida, lo que nos obliga a trabajar a partir de ahora para ilusionar a los descreídos y a la juventud». También de dirigente del Bloc, Enric Morera valoraba los datos de la encuesta. A su juicio, los resultados del sondeo demuestran que «cada vez más ciudadanos quieren un nuevo gobierno que no engañe, ni crispe, ni tolere la corrupción y, sobre todo, que gestione bien los recursos públicos».

I+D en rigor y honestidad

Igualmente, Enric Morera insistió en que de confirmarse esta tendencia, «se demostraría que la coalición Compromís pel País Valencià aporta un I+D en lo político, el rigor y la honestidad». Así mismo, insiste en que los datos de la encuesta «dejan patente que el cambio de gobierno es posible y sólo depende de una cosa: la movilización de los ciudadanos». 


 

La Vanguardia.es

Lunes 22 de enero 2007

 

Sondeo del Instituto Noxa para 'La Vanguardia'

 

EL PSOE RESISTE TRAS EL ATENTADO, EL PP RETROCEDE Y CIU E IU DESPEGAN

 

· Zapatero retiene el 42% y Rajoy cae al 34,8%, casi tres puntos menos que en el 2004

· CiU sube casi un punto y logra 13 o 14 diputados, mientras ERC pierde dos

· IU mejoraría en más de dos puntos su resultado y pasaría de 5 a 13 escaños

 

 

Barcelona. Redacción

 

El atentado terrorista del pasado 30 de diciembre, las manifestaciones contra ETA y el reciente debate en el Congreso de los Diputados han alterado ligeramente el panorama electoral español, según un sondeo del Instituto Noxa para La Vanguardia, realizado entre los días 15 y 18 de enero. Concretamente, el PSOE se sitúa en este momento en el 42% de los votos; es decir, sólo unas décimas por debajo de su resultado en las elecciones generales de marzo del 2004. En cambio, el PP pierde tres puntos con respecto al desenlace del 14-M y se queda en el 34,8%.

Paralelamente, las fuerzas políticas minoritarias experimentan algunos cambios apreciables: IU y los nacionalistas de CiU mejoran sus resultados, mientras que el PNV se mantiene, y ERC apunta una tendencia a la baja en comparación con el resultado del 2004. Esta nueva correlación electoral tendría una visible extrapolación en la Cámara Baja, ya que los populares podrían perder hasta diez escaños, frente a sólo tres los socialistas. En cambio, CiU podría ganar hasta cuatro diputados más de los que tiene actualmente (y lograr entre 13 y 14), mientras que el mayor avance lo experimentaría IU, que pasaría de 5 a 13.

Estas proyecciones se registran en un contexto en el que son más los españoles que prefieren una victoria electoral del PSOE (el 44%), que aquellos que se inclinan por el PP (el 30%). La diferencia se ha ampliado en esta encuesta hasta los 14 puntos, lo que significa que es la más amplia desde febrero del 2005 y que la preferencia por el PP marca un mínimo histórico en las series del Instituto Noxa.

Por lo que respecta al respaldo de los principales líderes, un 48% de los españoles expresa mucha o bastante confianza en Rodríguez Zapatero, mientras que sólo el 26% muestra idéntico nivel de confianza en Mariano Rajoy. Además, tres de cada cuatro españoles (74%) desconfían de Rajoy y poco más de la mitad (51%), de Zapatero. Pero mientras la confianza en el presidente ha ido mejorando levemente en los últimos sondeos, la confianza en Rajoy se sitúa en este momento en el nivel más bajo de su trayectoria. Zapatero inspira una gran confianza no sólo entre los votantes socialistas, sino también en los de IU-ICV y los partidos nacionalistas. En Rajoy sólo confían los votantes del PP.

En cambio, las opiniones se muestran más divididas a la hora de emitir un juicio sobre la política del Gobierno socialista. Un 45% cree que esta política está siendo más bien favorable para España, pero un 43% la juzga más bien desfavorable. Sin embargo, sólo entre los votantes del PP predomina un juicio crítico hacia la actuación del Gobierno, cuya gestión es apoyada, en cambio, por una amplia mayoría de los electores del PSOE, IU, CiU, ERC y PNV.

Entre las políticas sectoriales del Gobierno de Zapatero, resultan especialmente bien valoradas las de sanidad, derechos ciudadanos y relaciones internacionales, aunque también merecen un aprobado la gestión del empleo y la educación. En cuanto a los principales problemas, el impacto del último atentado de ETA ha catapultado al terrorismo al primer lugar en la lista de preocupaciones ciudadanas.

Por lo que respecta a la labor que ha venido desarrollando en la oposición el PP a lo largo del último año, las opiniones de la ciudadanía son muy negativas. Apenas uno de cada cuatro españoles (el 24%) considera que esta labor está siendo buena o muy buena, mientras que el 60% la califica de mala o muy mala.

El presidente Zapatero sigue siendo el líder político más valorado por los españoles, con una nota media de 5,6 en una escala de 0 a 10. En cambio, Rajoy pierde tres décimas y cosecha un suspenso claro (un 4,2), hasta el punto de que es superado, por primera vez, por Gaspar Llamazares, que logra un 4,4. Además, entre Zapatero y Rajoy se sitúan Manuel Chaves (4,7), Duran Lleida (4,5), Llamazares (4,4), Artur Mas (4,3) y José Montilla (4,2). Por detrás del líder de la oposición sólo aparecen el Lehendakari Ibarretxe (3,5) y Carod-Rovira (3). Finalmente, mientras la percepción sobre la situación económica es claramente positiva, la situación política suscita un creciente pesimismo. 

 


Diario Las Provincias

Domingo, 21 de enero de 2007

 

EL PP AVENTAJA AL PSOE EN 2,4 PUNTOS

 

El 58% de los encuestados considera que las cosas en España “no van muy bien” o “no van nada bien”

 

COLPISA/ MADRID

 

El Partido Popular, con una expectativa de voto del 40,7%, aventaja en 2,4 puntos al PSOE (38,3%), según los resultados del sondeo realizado por el Instituto Metra-Seis, en exclusiva para la agencia Colpisa, sobre una muestra de 2.000 entrevistas realizadas entre los días 7 y 15 del presente mes de enero.


La traducción en escaños de estos porcentajes de votos permitiría al PP obtener entre 163 y 169 escaños frente a los 148 actuales, mientras que el PSOE pasaría de 164 disputados a 142-152. Los populares parecen así romper, de manera coyuntural, el recurrente empate técnico que le vienen atribuyendo la mayoría de las encuestas publicadas durante los últimos meses.


El resto de partidos con representación parlamentaria apenas sufrirían alteración, aunque CiU e IU se muestran al alza y podrían obtener entre 1 y 2 diputados más de los 10 y 5, respectivamente, que tienen ahora; el PNV mantendría sus 7 escaños, mientras ERC figura a la baja con la posible pérdida de uno de sus 8 escaños.


La encuesta pone de manifiesto que el PP mantiene unos índices de “fidelidad” entre sus votantes más elevados de los que es capaz de conservar el PSOE. O, dicho de otro modo, la proporción de votantes fieles al PP –haga lo que haga– es significativamente más alta que la de los fieles del PSOE. Ésa es una de las posibles claves para explicar los casi dos puntos y medio de ventaja que le otorga esta encuesta al PP.

 

 

 

Insatisfacción


La otra clave, y no menos importante, sería el deterioro de la imagen del Gobierno y, sobre todo, la de José Luís Rodríguez Zapatero como presidente. Aunque en este aspecto, la imagen del PP y la de Mariano Rajoy en la labor de oposición es aún peor, ya que son más los “insatisfechos” con el tipo de oposición que practica el PP que los “insatisfechos” con la actuación del gobierno socialista. Conclusión: los españoles penalizan más el mal gobierno que la mala oposición, aún cuando ésta no les ofrezca motivos de satisfacción.


Los datos del barómetro Colpisa/Metra-Seis reflejan también que el “humor” de los españoles sobre la situación del país se mueve entre la seriedad y la preocupación, con un balance de opiniones claramente negativo: mientras el 41% de los encuestados considera que las cosas en España marchan actualmente, cuando menos, de forma aceptable (“no nos podemos quejar”), la mayoría, un 58%, opina que “no van muy bien” o “nada bien”. Llama la atención que el porcentaje de votantes del PSOE que se manifiestan de manera pesimista asciende al 44%, tres puntos más incluso que entre los votantes de Izquierda Unida.


La valoración que los ciudadanos hacen de la situación política arroja también un balance negativo, ya que sólo el 16% la califica de “buena” o “muy buena” frente al 38% que la considera “mala” o “muy mala”, y el 44% “regular”. Son mayoría los que opinan que dentro de un año la situación será “igual” (44%), y se produce casi un empate entre los que piensan que mejor (20%) y los que creen que irá a peor (21%).


Economía


Por el contrario, respecto a la marcha de la economía, el sondeo refleja un balance final de opiniones positivo sobre la situación actual, ya que la diferencia entre los que piensan que es “buena” o “muy buena” y los que opinan que es “mala” o “muy mala” es de 13 puntos a favor de los primeros, aunque el 48% la juzga de “regular”.


No obstante, el indicador de las expectativas futuras de los ciudadanos españoles sobre la situación económica presenta ya guarismos negativos (16), ya que mientras sólo el 17% estima que dentro de un año será “mejor”, el 33% dice lo contrario. El 40% que será más o menos “igual” y destaca también el 11% que prefiere no definirse. Quizás por eso los españoles, en su conjunto, han gastado más dinero estas fiestas que en las del año pasado.


Así, al menos, lo declaran en la encuesta: un 29% manifiesta haber incurrido en mayores gastos frente a otro 17% que dice haber gastado menos este año que el anterior. El resto, el 54%, ha destinado una cantidad similar de dinero a este importante capítulo del gasto familiar.

 

 

EL 49% ESTÁ INSATISFECHO CON LA GESTIÓN DEL GOBIERNO Y EL 62% CON LA DEL PARTIDO POPULAR EN LA OPOSICIÓN

 

COLPISA/ MADRID

 

A poco más de un año para el final de la legislatura, el 38% de los españoles consultados se muestra “satisfecho” con la actuación del gobierno del PSOE, frente a otro 49% que se declara “insatisfecho” y un 13% que no se pronuncia. Pero si el balance sobre la gestión del Gobierno es claramente negativo es aún peor el resultado que cosecha el PP, ya que el 62% declara su insatisfacción con la labor del partido que encabeza Mariano Rajoy en la oposición y sólo el 27% se muestra satisfecho. En este apartado de la encuesta resulta cuando menos significativo el grado de insatisfacción con la tarea del PP sea bastante superior entre los votantes de formaciones como CiU (87%), que entre los propios del PSOE (79%).


Área política

 

Asimismo, tanto Zapatero como Rajoy obtienen un suspenso en sus respectivas labores al frente del Gobierno y al frente de la oposición, más ‘sonoro’ si cabe en el caso del líder popular, que recibe una calificación de 4,2, frente al 4,6 que recibe el presidente. Claro que el caso de Zapatero sólo le suspenden los votantes del PP, mientras que a Rajoy sólo le aprueban


Coherentemente con esta valoración cualitativa del Gobierno, que refleja ya más rechazos que respaldos a su gestión, los españoles le “suspenden” con una nota de 4,8 puntos, en la escala entre ‘0’ y ‘10’. Y parece, por tanto, que la figura de Zapatero ha dejado de ser, al menos en esta coyuntura, el principal soporte y baluarte de la imagen del Gobierno.


El barómetro refleja también la valoración, en general bastante crítica, que los ciudadanos hacen de las distintas áreas de gobierno, y entre las que sólo obtiene el aprobado (5,1) el área de la política social. El suspenso es, por tanto, la nota común, ‘moderado’ en los casos de la política cultural y educativa (4,9), económica (4.7) y exterior (4.6), pero rotundo en las políticas de inmigración (3,9) y antiterrorista (3,3). En esta última calificación es importante subrayar la influencia que pueda tener el hecho de que el sondeo concluyó el mismo día del debate sobre política antiterrorista.

 


WEB RECOMANADA: http://www.bloc.cat/1221


 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.